Mientras tanto en Europa…

Posted on 08/02/2011

0


La gente de CEO aportan datos para hablar del diseño político del asunto, que estos días, con la “visibilización” de las reformas por la visita alemana, ha alcanzado la prensa. La buena noticia es que hay una vía europea abierta para buscar soluciones a las tormentas financieras de la periferia que desde el centro provocan. La mala es que no pasa por meter en cintura al sector financiero, sino, curiosamente, a los Estados. A través de las siguientes medidas:

1.- Supervisión de los presupuestos nacionales.

2.- Límite para el gasto y el endeudamiento públicos.

3.- Y prevención de “desequilibrios macroeconómicos” [los “imbalances” que en la cumbre del 19 al 20 de febrero de 2011 traen a todos de cabeza], diagnóstico inconcreto a partir del cual la Comisión se arroga la prerrogrativa de cuestionar y penalizar las políticas a partir de parámetros que no están previamente definidos (con multas del 0,1% del PIB en caso de desobediencia)

http://www.corporateeurope.org/lobbycracy/content/2011/01/corporate-eutopia

En fin, una cosa chata, sin la menor intención de controlar al sector financiero, y huelga decir sin ninguna política de inversión. En cambio, los Estados entregan la soberanía nacional, y llegamos al quid político: ¿quién es soberano que podría hacer entrega de tal soberanía? El quid económico es tal vez más claro, pero vamos a dejarlo enunciado: la activa inactividad que estas políticas muestran no tiene más que un beneficiario posible.

Anuncios