Joolin

Posted on 19/06/2011

0


La danza de la lluvia de los indios pueblo

Son danzas de multiplicación que han de conducir a la consecución de la lluvia. De alguna manera hacen brotar la lluvia desde el suelo. El pisar de los pies es como el caer de las gotas. Si la lluvia comienza a caer durante la representación, siguen bailando bajo ella. Un grupo de hombres se transforma en lluvia por medio de rítmicos movimientos.

Elías Canetti, Masa y poder. Pag. 150


Al representar la democracia en las plazas, la democracia tal vez llegue (del cielo). Los grupos de indignados levantan las manitas como para detener algo. El mismo gesto que Dora y Botas, cuando le dice al zorro: “Swiper, no robes”. Este responde “¡Jolín!”, y echa a correr. Por cierto, que el de los financieros y el del zorro de Dora pertenecen a una misma clase de robos: son perfectamente predecibles  y suceden a cámara lenta.

Los indignados con sus manos quieren convencer a un ladrón para que se detenga. Los fascistas tal vez estiraban la manita hacia arriba como un niño para pedir protección a su padrone. En la misma analogía, los comunistas amenazan con pegar, que parece concreto aunque rechazable. De todas formas, tampoco hay que llevar esta analogía demasiado lejos: no creo que haya nada tan operativo, en estos momentos, como el 15m. Lo cual no es decir mucho, pero habrá que ilusionarse.

Mientras tanto, jooolin.

Anuncios