Flujos de desempleo

Posted on 22/06/2011


El paro no es una situación permanente para todos los desempleados, como no lo es tener empleo. Sino (idealmente) un estado de transición entre dos ocupaciones. Lo que está en juego es precisamente la permanencia en una situación que se supone obligada en la vida de casi cualquiera que esté en el mercado de trabajo. Pero las cifras que se manejan suelen ser de stock, con el estado de cosas en un momento determinado, o una media de un período. Estos son los cinco millones de parados, la media de un trimestre.

Pero fijarse en los flujos da una idea más completa del mercado de trabajo, y nos permite distinguir entre un stock “friccional” y otro “estable”.  Como primera aproximación está el dato de que los servicios públicos de empleo registraron entre 2001 y 2009 más de 38 millones de altas en las prestaciones, y casi 37 millones de bajas. Se presenta un saldo negativo en esa casi- década de 1 millón, pero  es como resultado de un movimiento muy, muy amplio. Antes había escrito “cada vez más acelerado”, pero sólo con estos datos no sabemos si este volumen significa que hay muchas altas de corta duración o bien que afecta a muchas personas. Creeemos que la respuesta se parece más a la primera que a la segunda, pero habrá que intentar encontrar datos de episodios por individuo, que es lo que puede dar la respuesta sobre la dinámica de la segmentación del mercado de trabajo. Y habría que ver las altas en SPES sin prestación, porque pertenecerán sin duda a las situaciones más móviles.

Las bajas de quienes han sido en algún momento beneficiarios se deben a dos causas principales: agotamiento de la prestación y colocación. En más de la mitad de los casos en la última cuasi-década (19,5m sobre casi 38m) las prestaciones por desempleo han servido para su fin, es decir, sostener a quienes las cobraban hasta que encontraran un nuevo empleo. En un momento tan desfavorable como 2009 hubo casi cuatro millones de bajas por colocación, casi la mitad del total (44,3%). Un millón más que en el año anterior, dos millones más que en 2004.

La recesión se refleja en varios puntos de la tabla: en 2000 había un millón de perceptores de prestaciones, en 2009 el saldo es de dos millones y medio de beneficiarios. En el flujo de altas y bajas exponencialmente acelerado al final del período, que no se puede relacionar más que con una baja calidad del empleo. Y en las numerosísimas bajas que tienen por causa el agotamiento de la prestación en 2009 (4 millones, 2,5 más que en el año anterior).

Serie de altas y bajas en las prestaciones por desempleo, 2000- 2009. Total nacional.

Altas SPES

Bajas Diferencia Saldo

Agotamiento de la prestación

Colocación

% agotamiento

% colocación

2000

1.042.665

2001

2.774.045

2.757.817

16.228

1.058.893

1.245.460

1.414.504

45,2%

51,3%

2002

3.146.449

3.108.099

38.350

1.097.243

1.354.352

1.620.793

43,6%

52,1%

2003

3.149.182

3.149.528

-346

1.096.897

1.277.025

1.700.521

40,5%

54,0%

2004

3.342.041

3.365.848

-23.807

1.073.090

1.275.480

1.885.472

37,9%

56,0%

2005

3.440.086

3.453.612

-13.526

1.059.564

1.281.668

1.944.229

37,1%

56,3%

2006

3.553.329

3.668.700

-115.371

944.193

1.036.786

2.003.011

28,3%

54,6%

2007

3.992.332

3.937.277

55.055

999.248

1.111.679

2.347.747

28,2%

59,6%

2008

5.506.529

4.733.452

773.077

1.772.325

1.416.285

2.801.707

29,9%

59,2%

2009

9.209.633

8.559.870

649.763

2.422.088

4.058.003

3.787.911

47,4%

44,3%

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acum

38.113.626

36.734.203

1.379.423

14.056.738

19.505.895

38,3%

53,1%

Fuente: Elaboración propia a partir de los Anuarios del MTIN, cap. V: SEGURIDAD SOCIAL Y OTRA PROTECCIÓN SOCIAL, Tabla PRD-07. Altas y bajas de beneficiarios, según clase de prestación, por sexo y edad.

Nota: El saldo final se diferencia del número de beneficiarios publicados en la tabla  PRD-1  del anuario 2009 en 259.000 personas, en buena medida por la inclusión, a partir del RDL 10/2009, de 13 de agosto, de un colectivo de unas 80.000 personas antes no contabilizadas. El resto de la diferencia creemos que se debe a que las cifras publicadas en PRD-1 son medias anuales.

Nota: Esta tabla se presenta “As is”, con todos sus fallos. Cualquier uso de los datos es responsabilidad suya de Vd .

.

Es difícil atribuir las altas y bajas a individuos, vía necesaria para presentar la distribución de episodios de desempleo, pero una ratio sobre el promedio de población afiliada en el período (17,5 millones) arroja un cociente más gráfico de 2,2 altas y 2,1 bajas por afiliado. Es decir, unos dos episodios de desempleo por afiliado en la década. Si descontamos quienes permanecen de alta en 2009 desde 2001 como indefinidos o autónomos (tal vez 7 millones, no encuentro ahora datos), los valores serían próximos a 3,5. Y seguimos estando lejos de lo que sabemos por conocimiento indígena- indignado.

De nuevo subrayo que desconocemos la distribución de los episodios, pero la antigüedad del paro que se ve en los datos de los SPES nos indica que debe haber un tercio de “alta rotación,” podríamos llamarles “derviches”. Tomemos la última fecha disponible, mayo de 2011, aunque podría ser cualquier otro momento de la última década. Casi la mitad de los demandantes y de los parados tiene menos de seis meses de antigüedad, y al mismo tiempo casi uno de cada cinco lleva inscrito en los servicios públicos de empleo más de dos años. Esto nos sitúa en demandas nacidas al menos en mayo de 2008, antes de la brusca caída de los trimestres del cambio de año 08/09. Nos interesaría más saber cuántos parados se reclaman en esa situación desde hace más tiempo, por ejemplo 2005, pero resulta difícil hacerse una idea. Pero retengamos que la permanencia de la demanda es, en general, baja: la mitad cuenta entre 1 y 9 meses, y la cuarta parte menos de tres meses.

Mayo de 2011. Total Nacional.

Demandantes

Parados

Demandantes

Parados

de <= de 7 días

181.955

124.426

3,2%

3,0%

de > 7 a <= 15 días

178.388

122.492

3,2%

2,9%

de > 15 a <= 30 días

271.669

191.527

4,8%

4,6%

de > 1 a <= 3 meses

982.299

671.318

17,5%

16,0%

de > 3 a <= 6 meses

980.094

696.442

17,4%

16,6%

de > 6 a <= 9 meses

679.131

521.282

12,1%

12,4%

de > 9 a <= 12 meses

391.857

315.065

7,0%

7,5%

de > 12 a <= 15 meses

286.318

233.627

5,1%

5,6%

de > 15 a <= 18 meses

260.828

215.606

4,6%

5,1%

de > 18 a <= 21 meses

237.126

195.091

4,2%

4,7%

de > 21 a <= 24 meses

180.946

145.027

3,2%

3,5%

de > 24 meses

994.437

757.756

17,7%

18,1%

Total

5.625.048

4.189.659

100,0%

100,0%

Fuente: Estadística de demandantes de empleo, puestos de trabajo y colocaciones

Nota: Esta tabla se presenta “As is”, con todos sus fallos. Cualquier uso de los datos es responsabilidad suya de Vd .

Deseos:

– Habría que ver los episodios por individuo para distinguir cómo contribuye la población “derviche” al desempleo.

– Habría que ver las altas y bajas sin prestación.

– Habría que ver cómo se distribuye la duración de episodios por encima de dos años.

– Habría que ver qué sucedió con los 4 millones de baja de prestación por agotamiento.

Anuncios