Ante “la política”, “lo político”

Posted on 28/10/2011

0


Dice Slavoj Zizek en su libro “En defensa de la intolerancia” (ZIZEK, 2007, link) que hay cuatro formas de negar lo político. Los ejemplos proliferan:

  • La archi- política: una estructuración excesiva del espacio social que no permite resquicios.
  • La para- política: “se acepta el conflicto político pero se reformula como una competición entre partidos y/o actores autorizados que, dentro del espacio de la representatividad, aspiran a ocupar (temporalmente) el poder ejecutivo” (p28).
  • La meta- política marxista: hay conflicto político, pero lo importante es lo que sucede más allá: la economía. “El fin último de la “verdadera” política sería, por tanto, su auto-anulación” (p29).
  • La ultra- política, que avanza hacia la militarización del conflicto, eliminando cualquier terreno compartido con el “enemigo”.

Y la gran forma contemporánea: la post- política. En la cual

..el conflicto entre las visiones ideológicas globales, encarnadas por los distintos partidos que compiten por el poder, queda sustituido por la colaboración entre los tecnócratas ilustrados (economistas, expertos en opinión pública…) y los liberales multiculturalistas: mediante la negociación de los intereses se alcanza un acuerdo que adquiere la forma del consenso más o menos universal. Siempre en busca de algo que “funcione” (p.31- 32).

Frente a lo verdaderamente político, que es

..aquello que modifica el contexto que determine el funcionamiento de las cosas (p.32).

Por lo tanto,

Sostener que las buenas ideas son “las que funcionan” significa aceptar de antemano la constelación (el capitalismo global) que establece qué puede funcionar (por ejemplo, gastar demasiado en educación o sanidad “no funciona”, porque se entorpecen las condiciones de la ganancia capitalista) (p. 32).

Anuncios