Y lo que pasa en España: El acuerdo para el empleo

Posted on 27/01/2012

0


II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva

Anteayer se firmó un acuerdo entre los agentes sociales, de aplicación hasta 2014. No sé que pasará ese año, cuando el plan de los portugueses también llegue oficialmente a término. Un nuevo Jerusalen, sin duda. Por ahora, esto es lo que tenemos.

Hay innovaciones geniales de la doctrina económica: en un contexto de recesión o depresión, nos dicen que es necesario controlar los precios y que esto servirá para fomento de la inversión. Rápido, invirtamos todos en una economía recesiva, en vez de drenar todo el dinero en cómodos maletines hacia Gibraltar. Vamos, lo contrario de lo que dice hasta la wikipedia en español. Según informan nuestros agentes,

La economía española necesita conseguir, a corto plazo, que los precios crecan por debajo de la media comunitaria (…). La recuperación de los márgenes económicos debe servir al aumento de las inversiones en instalaciones y la mejora de la formación del personal y la gestión empresarial.

Debe servir. ¡Qué grado de compromiso! Segundo elemento del acuerdo: descentralización de la negociación colectiva. Que significa

que los convenios sectoriales deberán propiciar la negociación en la empresa, a iniciativa de las partes afectadas, de jornada, funciones y salarios por ser el ámbito más adecuado para configurar estas materias.

Como lo demuestra el hecho de que… se me ha olvidao. La prioridad de los convenios de empresa ya era un hecho desde junio de 2011 (link), un mes después del memorandum portugués. Es imposible magnificar el peso de esta reforma. Como dicen el Laboro, los convenios de empresa

por supuesto no tendrán jerarquía sobre el Estatuto de los Trabajadores porque sería anticonstitucional ni sobre las leyes de la termodinámica porque quedaría feo.

Laboro

La presencia de este punto en el Acuerdo significa es un espaldarazo sindical a lo aprobado de urgencia mediante un Real Decreto- Ley, pero también se declara aquí el compromiso de no atacar a los convenios de empresa, pues aún hay herramientas. Ignoramos en qué ha consistido el intercambio. Bueno, sigamos, aunque ya es redundante. Los convenios deben

potenciar la flexibilidad que la empresa necesita (..). La flexibilidad interna en la empresa tiene tres conceptos sustanciales: tiempo de trabajo, funciones y salario (…) La flexibilidad en materia salarial, para los firmantes, supone que la estructura salarial tenga elementos variables, de forma que un porcentaje determinado de la cuantía salarial se haga depender de la situación y resultados de la empresa.

Medidos estos con un embudo, un palo o una cuerda, o con otro indicador afín establecido por los agentes sociales convenio a convenio, lo cierto es que si se usa la información fiscal la “flexibilidad” se traduce directamente en bajada de salarios. No podría ser de otra forma en un país donde el tipo efectivo de impuesto sobre los beneficios (declarados) ronda el 10% (link), sin contar con la economía sumergida que directamente no está gravada. Y donde los empresarios declaran menos ingresos que los asalariados y nadie se altera en la Agencia Tributaria, salvo un sindicato de profesionales:

Los trabajadores y pensionistas declaran anualmente a la Hacienda Pública una media de 19.359 euros, 8.300 euros más que los pequeños empresarios y profesionales liberales que declararon unos rendimientos medios de 11.036 euros, y alrededor de 8.500 euros más si se compara con los microempresarios, con una media de 10.832 euros, datos elaborados a partir de la última estadística del IRPF-2009, declarado en junio de 2010.

Sindicato de Técnicos de Hacienda (GESTHA): Reducir el fraude y la economía sumergida. Link

La flexibilidad horaria se refiere al menos a un 10% de la jornada anual (a unas 200 horas), y a esto se añade un banco de 40 horas al año que el empresario también podrá alterar sobre el calendario anual previsto. Esto es algo más suave que lo que dice el texto de Portugal. Si bien

En un convenio de empresa de siempre se ha podido y se puede establecer un 100% de distribución irregular de la jornada (art.34.2 del Estatuto de los Trabajadores)

Laboro

Por último, y esto ya es inmediato, contención salarial de efectos regresivos. Los 5 o 10 euros de más (0,5% de incremento tope) que tal vez te pagan en 2012, 2013 o 2014 se liga de una manera sutil al precio del barril brent, al IPC de la zona euro, al objetivo de inflación del BCE, de nuevo a los famosos beneficios empresariales…

Reformas que todavía no han llegado

¿Qué nos queda entonces por ver? Parte de los cambios de Portugal en el tema del desempleo son antiguos en España, y la parte diferente sería de muy difícil aplicación en nuestro contexto. El resto de la reforma laboral que pueda haber allí no creo que sea de más calado que la nuestra, una vez respaldada la prioridad de los convenios de empresa, y con las sucesivas formas de minihobby (dado lo que se cobra, no se puede considerar minijob). De otro lado, allí los convenios de empresa se han limitado, incluso en el ucase de la troika, a las empresas de más de 250.

Por tanto, los cambios del ucase pendientes son de otros ámbitos. Mencionaré dos que me han llamado la atención estos días:

Estructura territorial del estado:

De momento, no está anunciado que vayan a cerrar alguno de los 8.000 municipios españoles, pero tiempo al tiempo. Aunque algunas medidas recientes restan angustia económica a los munícipes, según cómo va la campaña de agitación mediática, esto no puede tardar.

Administración pública:

Por mi parte, no veo ningún tipo de reforma de la administración planteada, más allá de fijar un rumbo de extinción, pero suenan tambores de guerra, se ven señales de humo y no hay acto público que valga sin el sacrificio ritual de un funcionario. Mientras tanto, la no sustitución, con una administración envejecida (Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, julio de 2010 –link-), promete que a lo largo de la legislatura se jubilará el 10%, pero con certeza habrá cuerpos y unidades más envejecidos.

Las estrategias que se puedan poner para asumir el cierre de algunas de ellas sí pueden ser “como la lluvia fina”. Cualquier cambio que mejore verdaderamente la eficacia y la eficiencia creo que sería aquí hasta bienvenido, pero precisamente eso es lo que le podía restar interés comercial a la jugada de prometer falsas eficiencias que hacen las grandes auditoras. Para muestra un botón:

Los crecientes déficit presupuestarios, las crecientes expectativas ciudadanas y el envejecimiento de la población reclaman cambios sistemáticos en el sector público. Nosotros podemos ayudar. En los países desarrollados significa trabajar con recaudaciones decrecientes y gastos en aumento.

Ernst & Young: Global Government & Public Sector (GPS) Center
Anuncios