Tristes premoniciones de lo que ha de acontecer

Posted on 10/01/2013

0


Tristes premoniciones de lo que ha de acontecer

Por las noticias de estos días y por una serie de conversaciones busco argumentos en contra de que el asunto catalán- madrileño se lleve por delante todo el sistema político español. No veo muchos. El texto de Juan J. Linz de 1987 sobre la quiebra de las democracias que en su día leí sin hacerle mucho caso (harto de epopeyas) se me presenta ahora en cambio como un texto práctico y algo esperanzador: no todo está escrito.

(…) Nuestra hipótesis es que los regímenes democráticos que hemos estudiado tuvieron en un momento u otro unas probabilidades razonables de supervivencia y consolidación total, pero que ciertas características y actos de importantes actores -instituciones tanto como individuos- disminuyeron estas probabilidades. (…) En cualquier momento hasta la crisis final hubo posibilidades, aunque fueron disminuyendo, de salvar el régimen.

Juan J. Linz (1987): La quiebra de las democracias. Madrid, Alianza

Pero las probabilidades dependen de los actores. En primer lugar, de la “calidad del liderazgo”. Creo que en este asunto la situación actual no presenta ventajas.

Desde nuestro punto de vista no puede ignorarse la actuación tanto de los que están más o menos interesados en el mantenimiento de un cierto sistema político democrático como la de aquellos que, colocando otros valores por encima, no están dispuestos a defenderlo o incluso están dispuestos a derrocarlo. Todo este conjunto de conductas constituye la verdadera dinámica del proceso político. (…) El problema del liderazgo y su calidad -especialmente en situaciones de crisis- como variable independiente no se ha solido tener en cuenta debido a una reacción excesiva contra la tendencia a explicar la historia según los “grandes hombres” y al exagerado énfasis en los factores sociológicos.

Y añade una advertencia también para los aventureros (dirigido a los comunistas, claro):

habrá quienes crean sinceramente que hay otos valores humanos más importantes, y que si la democracia no los puede asegurar (…) están dispuestos a modificar la democracia y las libertades civiles que ésta presupone o a amenazar con actos revolucionarios si representara un obstáculo. (…) Sin embargo, los que así piensan deberían esar muy seguros de que en una lucha no electoral las bazas están a su favor; deberían recordar que por cada revolución que tiene éxito ha habido más contrarrevoluciones victoriosas que han supuesto no sólo el mantenimiento del statu quo, sino frecuentemente una pérdida de lo que se había ido ganando y unos costes tremendos para los que estaban a favor de aquellos cambios radicales.

Yo por si acaso voy a ir mirando donde comprar un pasaporte…

Anuncios
Posted in: Esñapa